Estamos con Carmen Yulín y todas las mujeres puertorriqueñas

Twitter: @CarmenYulinCruz
Twitter: @CarmenYulinCruz

Por- Glenda Y. Rosado
@glenyari

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz es noticia y la vemos en todos lados. En una conferencia de prensa la pasada semana, Yulín denunció que la burocracia y lentitud de FEMA y el gobierno federal de los Estados Unidos, ha empeorado la situación de los damnificados por el huracán María en San Juan, la capital de Puerto Rico, y el resto de la isla. Al día siguiente, TODO el mundo hablaba de ella. Las cuentas de Twitter, Facebook e Instagram de políticos y celebridades se hicieron eco de sus palabras.

Yulín tuvo que decir “nos estamos muriendo” para que los medios estadounidenses viraran su atención de Trump y sus estupideces, a la tragedia que vive Puerto Rico. Incluso, en su entrevista con Anderson Cooper de CNN ese mismo día, se tiró la misión de llevar una camisa con ese mismo mensaje: “we are dying”.

Antes de la acción de Yulín, la tragedia boricua se la tragaba el ciclo de noticias y las 20 cosas irrelevantes del mundo. Además, el mundo es un desmadre y sabemos que la gente está pensando en todos sus problemas.

Mientras tanto, la diáspora boricua a puro hashtag, Twitter, Facebook y escribiéndole a senadores y representantes, tratábamos de llamar la atención a semejante desgracia que toca tan de cerca la tierra que nos vio nacer. La falta de comunicación ha sido el reto más grande, aunque poco a poco se ha ido recobrando, lo cierto es que aún muchas personas no saben de sus familias.

Aunque tengo mis diferencias con algunas acciones de Yulín creo que su acto era lo que el país necesitaba. La aplaudo porque detectó una oportunidad y la supo aprovechar, Donald Trump cayó y al día siguiente se levantó atacandola por Twitter. Con eso le echó la leña que el fuego necesitaba. Desde entonces vemos a más y más periodistas llegando al país para reportar la situación. Muchos la llaman exagerada pero después de todo hay que hacer mucho ruido para hacerse notar y definitivamente la falta de acción ha costado vidas en hospitales y casas alrededor de la isla.

El gobernador de Puerto Rico no ha hecho más que glorificar al Presidente Trump y a FEMA. En parte entiendo que su posición tenga que ser esa, después de todo, nadie quiere un tweet negativo de Trump. Claro, la ayuda se está llevando pero aquí de lo que se está hablando es de la negligencia y lentitud del gobierno local y federal para lidiar con semejante desastre.

La respuesta de Trump ha sido claramente negligente, lenta y cae en la ignorancia. Puerto Rico es territorio de los Estados Unidos y la reacción del gobierno federal no ha sido la misma que obtuvo Houston ni la Florida. Nuestra tierra y gente ha sido utilizada por años a beneficios de los Estados Unidos y somos ciudadanos americanos. Nuestros hombres y mujeres han muerto en sus guerras.

Trump se ha encargado en atacar a los puertorriqueños y decir que queremos que nos hagan todo. Los boricuas que hemos sentido el racismo en los Estados Unidos, conocemos esa frase muy bien…

Apoyamos la acción de Yulín porque nos demuestra cómo somos las mujeres puertorriqueñas: luchadoras y determinadas. El ejemplo más claro lo tengo en mi madre y su ánimo por salir adelante en la isla. En su comunidad y con mi familia, ayuda incansablemente. Mi madre, claramente está triste y me cuenta que la situación está difícil pero me recalca que la ayuda de otras mujeres es clave; su vecina, mis tías y amigas. Puerto Rico se levantará y será por las mujeres valientes como Carmen Yulín y mi madre que se atreven a hablar y tomar acción.¡Arriba las mujeres puertorriqueñas coño!