Soy yo: sobre el amor propio y la autoestima

BombaEstéreo / VEVO
BombaEstéreo / VEVO

Por- Glenda Rosado

Esta semana, Bomba Estéreo estrenó su nuevo video Soy yo, parte del álbum Amanecer que lanzaron el año pasado. ¿Recuerdas la canción pegajosa con Will Smith?, pues ahí mismíto está. La amo, celebra el amor propio y ser auténticas. Como decimos en Puerto Rico: “si no te gusta, pues brega con esa”.

He leído un sinnúmero de reseñas sobre el video y todas tienen algo en común: esa niña que baila y camina por las calles de Nueva York es nuestro nuevo ejemplo a seguir.

La mujeres estamos bombardeadas las 24 horas a través de los medios de comunicación por “el ideal de la belleza”. Todas tenemos que lucir flacas, depiladas, maquilladas y vestidas con lo último de la moda. Ahhhhhh, coño… ser mujer es agotador. Ahí es cuando hace falta sacar la seguridad que tenemos cada una dentro de nosotras y mandar al carajo a quienes opinan cómo debes andar por la vida. (Eso a veces es un poco complicado; depende el día del mes).

Esto en nuestra cultura latina es especialmente preocupante. Hace par de semanas un amigo, que ahí era medio jevo, me dice lo siguiente: “Oye tu eres una mujer interesante; te vendrían bien un poco de nalgas…” Ok, ok no voy a terminar la historia porque ni él, ni lo que dijo vale la pena.

Demás está decir que me monté en tribuna por unas 3-4 horas (sí, porque andábamos en un road trip) y no paré de educarlo sobre la importancia del feminismo y de cómo sus expresiones ignorantes fueron TOTALMENTE innecesarias.

💪🏽 #Repost @lisaumet with @repostapp ・・・ 💖💖💖💖 Soy yo ! #asisoyyo @mfarelo actitud 😀🍒

A post shared by Bomba Estéreo (@bombaestereo) on

A nosotras no nos hace falta que nos sugieran o recuerden lo que nos falta o nos sobra, eso lo sabemos. Está completamente fuera de lugar que un hombre opine sobre el cuerpo de una mujer, lo que según él, está bien o mal. Aunque pude lidiar con su opinión lo cierto es que me afectó un poco en el momento, posiblemente por su falta de sensibilidad. Las palabras hirientes de alguna manera u otra tienen su efecto. Al día siguiente me tardé hora y media en encontrar qué ponerme, cada pieza de ropa me hacía sentir fea, al menos ese feeling duró solamente un día.

Los que me conocen bien saben que acepto abiertamente que llegué tarde al departamento de las nalgas (gracias a mi padre) pero es algo que no me quita el sueño y no me ha hecho falta. Gracias a la maravillosa madre que tengo, mis esfuerzos de niña y ahora de adulta han sido dedicados a trabajar y ser una mejor persona cada día. Lo físico es pasajero; es más importante sentirme saludable y bien conmigo misma.

Es vital para nuestra sociedad y para las niñas, que mujeres fabulosas como Liliana Saumet hablen abiertamente de la importancia de alimentar la autoestima y ser seguras de nosotras mismas, ¡bravo!

La próxima vez que venga un idiota a opinar, le cantaremos esto:

Y no te preocupes si no te aprueban cuando te critiquen tu solo di
Soy yo
Soy yo soy soy soy
Soy yo

Yeah! La única aprobación que necesitamos es la de nosotras mismas.