La peligrosa cotidianidad de los feminicidios en Puerto Rico es alarmante

wVlfnlTbRtK8eGvbnBZI_VolkanOlmez_005

Por-Glenda Rosado
Foto/ Volkan Olmez Unsplash
El video es como sacado de una película de terror. Un hombre no identificado se baja de un auto blanco estacionado en la calle. Vestido con una bata blanca, simula que está hablando por celular. Entra al hospital San Antonio en Mayagüez y se hace pasar por médico.

Poco a poco camina hasta llegar a la habitación de una mujer que acababa de dar a luz a su bebé. Se conoce que la mujer se llamaba Shakira Sánchez Colón de solamente 18 años. El médico fatulo llegó a su cuarto y le propinó, según reportes de prensa, dos heridas en el lado izquierdo del cuello una en el lado derecho y otra en el costado derecho.

Así como entró, salió y la jóven madre de un bebé prematuro terminó asesinada de la manera más vil y horrorosa. Su cuerpo sin vida fue encontrado por una enfermera practicante en el baño de la habitación.

¿Qué pasó? ¿Que movió a un hombre a tal semejante acto? Lo lamentable es que estas noticias son el pan nuestro de cada día en Puerto Rico. La muerte de las mujeres se está convirtiendo en una rutina peligrosa y grotesca en nuestra sociedad isleña.

La violencia contra la mujer en Puerto Rico ocurre a niveles alarmantes. Son demasiadas las mujeres asesinadas, demasiadas. Hace unas semana fue la fiscal Francelis Ortiz Pagán mientras intentaba llegar a su hogar. Hoy, Shakira y mañana puede ser cualquiera de nosotras.

La raíces de esta violencia es demasiado profunda y su rastro está en la educación en la casa. Por esto no me canso de repetir la importancia del feminismo para los hombres en nuestras vidas. Las que somos feministas buscamos el respeto y la eliminación de la desvalorización por el hecho de ser mujeres.

Desafortunadamente en Puerto Rico por muchos años los medios de comunicación se han hecho eco de una actitud machista e intolerante hacia la mujer. Alguien recuerda el susodicho programa “No te Duermas” donde las mujeres representaban un objeto de entretenimiento para su animador e invitados.

Muchos de esos hombres que matan y maltratan a las mujeres en nuestra isla crecieron viendo semejante basura todos los lunes.

Considero que el gobierno y los medios de comunicación que tanto contaminan a la opinión se deben unir en esfuerzos de información y educación de género. Más que una sugerencia, es un deber. Basta ya, una mujer es demasiado. No queremos la muerte de más mujeres.

Descansa en paz Shakira.

Si tienes alguna información, llama a la policía ahora mismo.