Reflexión sobre la mujer, la política en Puerto Rico y el mundo

Screen shot 2015-09-02 at 10.33.51 PM

“Me encanta el argumento. Amo el debate. No espero que nadie sencillamente se quede sentado y esté de acuerdo conmigo; ese no es el trabajo de ellos”
-Margaret Thatcher

Por-Melissa Marzán Rodríguez

Nunca conocemos precisamente cómo surgen las pasiones más profundas de la vida. Suele pasar que las reconocemos cuando ya son parte de nuestras rutinas, de la energía que nos mueve. Nací en una humilde familia, y claro de ahí también nacieron mis pasiones. Les hablo hoy de una de ellas: la política.

Desde muy niña veía a mi papá como escuchaba con detenimiento “la radio” los análisis de las situaciones que aquejaban al país. Aprendí que la frecuencia AM tenía funciones fuera de la temporada de huracanes o cuando se “iba la luz”. Entonces crecí escuchando… debates, opiniones, discusiones… todas, cada una de ellas, en la versión puertorriqueña.

Desde entonces no me perdía ningún “meeting” político (así le llamaba papi). Lo acompañaba a todos los espacios que la edad me permitiera… y la etiqueta machista me ofreciera. Recuerdo siempre las elecciones generales, evento olímpico en Puerto Rico. Con memoria propia, puedo hablar de Victoria “Melo” Muñoz Mendoza. Bien o mal, es mi primer recuerdo de una mujer en el escenario político-partidista.

Fue la primera mujer en lanzarse al puesto de la gobernación y con ello todos los prejuicios sexistas. Una mujer corriendo a un puesto con la certeza de perder, no tengo la opinión de aquel momento, pero ahora me resulta un gran espacio ganado para los cambios que se avecinaban. Hay que tener coraje de realizar semejante esfuerzo. No vengo hablar de Melo, no la conozco, quiero hablar del rol de la mujer en la política.

Después conocía otras historias, “la dama de hierro” (sí, porque las demás mujeres que no estamos en el ruedo político somos “blandas”. Mujeres en puestos electivos, con poderes, en la legislatura y en alcaldías pilares. Una gobernadora, por cuatro años al mando de las directrices de de Puerto Rico. Todo el movimiento más reciente en América Latina, por mujeres Presidentas de nuestras Repúblicas hermanas. Historias venideras como… “Mariela Castro, Presidenta para Cuba”.

Screen shot 2015-09-02 at 10.43.04 PM

Todas, las que ya pasaron, las que están y las que casi llegan, son centro de la crítica sexista. Entonces todas cargamos con los estigmas y prejuicios que generaron las pocas mujeres que han logrado puestos de liderazgo en la política. Nos mandan a quedarnos en la puerta de atrás, en espera paciente de que haya una oportunidad.

Mujeres en la política ya no vienen a ser evaluadas como: “la esposa de fulano”, ¡qué elegante se ve hoy! Ni como: “es una excelente asistente, me corre completa la oficina. Sin ella no funciono igual”. O tal vez el clásico: “el poder detrás del trono”. Reconocernos así, es una constante mirada desde las periferias. Es como si el deber inherente de nosotras, las mujeres, es mirar y apoyar lo que sucede alrededor.

Nuevamente, tenemos mujeres emprendedoras, brillantes y tenaces que se avecinan al ruedo político. Por estos días escuchamos de Alexandra Lúgaro para la Gobernación, de Jennifer González para Comisionada Residente en Washington… de Hillary Clinton precandidata a la Presidencia de los Estados Unidos. Todas y cada una de ellas listas para ser parte de una nueva forma de hacer política. Son ideas nuevas, estilos distintos y los cambios siempre traen algún miedo.

Sin embargo, hoy más mujeres queremos ser parte de la discusión pública, de los análisis y la toma de decisiones que afectan al país. No porque vivimos en la minoría (ideológica), sino porque nuestras voces representan nuevas inquietudes, tenemos otras miradas a los problemas y queremos ser agentes de cambios en estos procesos.

Bien mi punto podría ser obsoleto, algunos dirán que las mujeres ya tienen su espacio, pero hoy por hoy los puestos de liderazgo siguen guiados por hombres. No buscamos ser más, queremos garantizar a nuestra y las futuras generaciones, que todos somos necesarios en la toma de decisiones.

Apoye a las mujeres que conozca y les interese la política. Apoye de todas las maneras posibles; siendo portavoces de las causas de justicia social, no estigmatizando con comentarios machistas, no boicoteando ideas porque provienen de una mujer… Estamos en busca de soluciones, no sea usted un problema.

Imágenes-
https://www.youtube.com/watch?v=8SlQht7igNI- Emilio Rodriguez
https://www.youtube.com/watch?v=KvrMzygDb-Q- BCNChile