El paso de Frida Kahlo y Diego Rivera por Detroit

FullSizeRender (3)

Por- Glenda Rosado

Este año, por segunda ocasión, visité Detroit con motivo del Allied Media Conference en la Universidad de Wayne State. Aunque la estadía fue corta, siempre es placentero visitar una ciudad que tiene grandes lecciones que ofrecer al resto del país. Horas antes de irme, decidí ir al Detroit Institute of Arts (DIA), hogar de Detroit Industry Murals de Diego Rivera, que casualmente presentaba una exhibición con obras importantes del muralista y de su esposa Frida Kahlo.

Ahí pude ver los impresionantes dibujos de estudio para el imponente mural de Diego, así como la producción de ambos artistas durante el año que vivieron en Detroit. Me atrevo a decir que pude ver las obras más importantes de Frida como lo son la pintura Frida y Diego Rivera (1931) -un retrato que pintó dos años después de su boda-, el Autorretrato en la frontera entre México y los Estados Unidos (1932), Henry Ford Hospital (1932), El suicidio de Dorothy Hale (1938-39), y el Autorretrato con pelo cortado (1940). La exhibición, sin duda, mostró una rica colección de su producción antes, durante y después de su año en la ciudad. Estas obras, al igual que muchas otras, estuvieron en riesgo por la bancarrota de la ciudad.

Detroit en bancarrota

La ciudad de Detroit, en el año 2013, se declaró en quiebra. Finalmente, en noviembre del año pasado, un juez aprobó un acuerdo del plan llamado “Grand Bargain”. En este plan, según explica el New York Times, el museo (DIA) se comprometió a contribuir con $100 millones en los próximos 20 años para los costos de pensiones de la ciudad. Por otro lado, fundaciones estatales, locales y nacionales prometieron una suma adicional de $715 millones combinados. A cambio, la propiedad de la colección fue trasladada de la Ciudad al Museo, lo que resultó en un alivio ya que en un momento se consideró la venta del patrimonio artístico para cubrir la deuda de Detroit.

Según datos de la revista Forbes, la población de Detroit hoy es más o menos la misma que en 1910, antes que el boom de la industria automotriz arropara a la ciudad. En 1950 Detroit llegó a tener unos 1.86 millones de habitantes. En el censo del 2012 se reveló un descenso poblacional de 700,000 residentes.

FullSizeRender (4)

Frida Kahlo y Diego Rivera

Para el 1932, Estados Unidos vivía la Gran Depresión y ese fue el año en que Frida Kahlo llegó a la ciudad a acompañar a su esposo Diego Rivera. El muralista mexicano fue comisionado por la Ford para pintar un mural que hoy forma parte importante del Detroit Institute of Arts. Por casi un año, el matrimonio permaneció en la ciudad y ambos paralelamente trabajaron en su producción artística.

Lo que muchas personas no saben es que Frida no la pasó bien en Detroit. Tras el trágico accidente de tránsito que sufrió en el 1925, Frida quedó con lesiones que le afectarían toda su vida. Una de las más dolorosas fue su incapacidad para tener hijos y durante su estadía en Detroit, perdió uno de sus embarazos.

El 4 de julio de 1932 Frida sufrió un aborto espontáneo y pasó los siguientes 13 días en el hospital Henry Ford de esa ciudad. Ahí mientras se recuperaba pintó Henry Ford Hospital, una obra de pequeño formato pero con grandiosos detalles que relata por lo que estaba pasando en ese momento. La obra forma parte de la colección que presentó el Instituto.

http://www.fridakahlo.org/
http://www.fridakahlo.org/

Ese mismo año, en septiembre de 1932, su madre Matilde Calderón y González falleció en Coyoacán, México. Ahí Frida tuvo que lidiar con la pérdida de su deseado hijo y su madre. Sus días en Detroit fueron productivos artísticamente hablando, sin embargo, llenos de mucho dolor.

Para poder llegar a la exhibición tuve que hacer una fila como si fuese a entrar a un parque de diversiones. Una de mis amigas se quedó fuera porque los boletos estaban vendidos para esa hora. Ojalá que todas las personas en los Estados Unidos que sienten una fascinación por el matrimonio de artistas, se interesen más sobres sus vidas, la rica historia del país que representan y las causas por las que creían. Espero que no sea una “moda”.

En paz descansen Frida y Diego.

Foto de portada- Detroit Institute Arts/ YouTube