¿Cómo despierto?

Por- María Parés Ramírez

Con un hijo de dos años y un bebé de meses, la vida se hace sumamente interesante. Cada día se vive con prisa, tratando de alimentar, limpiar, enseñar y estar para tus hijos en cada momento. Cada noche se convierte en un ritual para poner los niños a descansar. El ritual no termina allí, es en ese momento cuando puedes tener un poco de tiempo para ti o para reanimar tu vida en pareja. ¿Cuándo descanso? Excelente pregunta.

Cada pequeña cosa que hago en la casa o fuera de ella la hago pensando en mi familia. No me quejo de nada de lo que hago, ni tan siquiera del cansancio, pero a veces me pregunto cómo puedo lograr tener una vida más balanceada sin sentirme agotada todo el tiempo.Buscando soluciones para no sentirme así he intentado varias maneras de ayudarme.

Gracias a mi abuelo, desde pequeña aprendí a apreciar los beneficios de una siesta reparativa. Si tienes tiempo, una o dos veces por semana, intenta tomar una siesta. Si no te puedes dormir, al menos relájate y mira una película. Cuando tengas que ir de compras, busca a alguna amiga que te acompañe. Además de hacer el proceso más ameno con la conversación, hay otro par de ojos prestando atención a tus hijos; descanso mental.

Poco a poco introduce una actividad física a tu rutina: hacer jardinería, caminar 20 minutos, llevar tu hijo al parque. Cualquier actividad física te ayudará a sentirte con más energía y te ayudará a dormir mejor en la noche. Prefiere comidas saludables como fuente de energía. Comer frutas y vegetales es mil veces mejor que llenar tu cuerpo con los químicos existentes en suplementos sintéticos.

Toma cinco minutos al día para ti. Lee algún artículo, toma tu té favorito, haz algo sólo para ti, aunque pienses que nadie más pueda beneficiarse. Al final, mientras más tranquila y contenta estás, más fácil se te hace estar de buen humor para tu familia.

Hay muchas otras cosas que te pueden ayudar a despertar del “sueño” que produce ser madre, pero estas las he probado y sé que funcionan. Ser madre es un trabajo a tiempo completo y las responsabilidades que conlleva serlo son cada vez más retantes. Es mejor empezar a buscar pronto maneras para contrarrestar y aprender a vivir con el sueño que causa tan exigente profesión.

Add a Comment

Your email address will not be published.