Café: mitos y algunas utilidades tras su consumo.

Por- Sime Río

El café hace parte del desayuno y de las tardes de millones de personas. Muchos son los mitos sobre su consumo. Muchas son las utilidades de sus residuos.

Gracias a estudios realizados en diversos laboratorios alrededor del mundo, se ha logrado desmitificar los efectos del café. Su consumo moderado brinda importantes beneficios a la salud si se complementa con una dieta diversificada y balanceada.

De los componentes del café, la cafeína es uno de los que más se ha relacionado con efectos en la salud. Hay que aclarar que la sensibilidad a la cafeína depende de las condiciones particulares como el peso corporal, la contextura física, la frecuencia y cantidad del consumo. También influyen la variedad del grano, la manera en que se muele, el procesamiento y finalmente el método de preparación del café.

La cafeína es una sustancia natural que se halla en las hojas, semillas o frutos de más de 63 plantas. Las fuentes más comunes y conocidas de la cafeína son los granos de café y de cacao, las nueces de cola y las hojas de té. La cantidad de cafeína presente en los alimentos varía en función del tamaño de la porción, el tipo de producto y el método de preparación. Cuando se trata de tés y cafés, la variedad de la planta también afecta el contenido de cafeína.

¿Puede crear adicción?

Investigaciones concluyen que, aunque la cafeína cumple algunos de los criterios para ser catalogada como una sustancia que causa dependencia, el riesgo relativo de adicción es mínimo. La evidencia científica no ha mostrado que el sistema nervioso central desarrolle tolerancia a los efectos de la cafeína como tampoco que las personas que toman café cada día necesiten dosis más altas para quedar satisfechas. Al contrario, las personas mantienen el consumo de cafeína en cantidades constantes. A lo anterior hay que agregar que la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA) incluyó la cafeína en la categoría “GRAS”, es decir, un alimento reconocido como seguro.

La Asociación Médica de los Estados Unidos (AMA) opina que el uso de la cafeína con moderación, en quienes tienen un estilo de vida saludable, no debe representar ningún problema de salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice textualmente: “No existe ningún tipo de evidencia que indique que el uso de la cafeína sea ni remotamente comparable a las consecuencias físicas y sociales que se asocian con la adicción a las drogas peligrosas” y no la incluye en su serie de informes técnicos del Comité de Expertos sobre Farmacodependencia.

El café durante el embarazo: ¿tiene consecuencias o riesgos?

El Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia afirma, en el nuevo informe de la Comisión de Opinión “Consumo moderado de cafeína durante el Embarazo”, que las mujeres embarazadas pueden tomar café sin arriesgarse a tener un nacimiento prematuro o un aborto involuntario.

“Durante años, a las mujeres se les ha informado sin exactitud si durante su embarazo podrían ingerir cafeína”, señala del Dr. H. Barth, Jr, Presidente del Comité sobre Práctica en Obstetricia. “Luego de una revisión de la evidencia científica hasta la fecha, podemos afirmar que el consumo moderado de cafeína no parece tener impacto alguno en la causa de aborto o nacimiento prematuro”.

Un estudio ha tomado en cuenta los efectos del café en 1.000 mujeres embarazadas. Se considera que el consumo moderado de cafeína es de 200 miligramos por día (una o dos tazas); en términos prácticos eso equivale a alrededor de 12 onzas de café.

“Finalmente, tenemos una buena evidencia que demuestra que tomar una taza de café al día está bien y no representa ningún riesgo para el feto”, dijo el Dr. Barth Jr., también Jefe de la división de Medicina Materno-fetal del Hospital General de Massachussets, en Boston.

El Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia es el grupo líder de médicos dedicado al cuidado de la salud de las mujeres. Es una organización privada, voluntaria y sin fines de lucro que involucra a 53.000 miembros. Se dedica a proveer salud de calidad a las féminas. Mantiene los más altos estándares de práctica médica y ofrece educación continua a sus agremiados y pacientes incrementando la conciencia entre sus miembros y el público sobre los cambiantes temas relacionados con la salud de las embarazadas.

La emisión del Comité de Opinión No. 462 “Consumo Moderado de Cafeína durante el Embarazo” aparece en la edición de agosto de Obstetrics & Gynecology.

Los niños y el café

Son muchos los niños que desde temprana edad empiezan a tomar una taza de café con leche en la mañana o a la hora de la merienda pero ¿es del todo saludable?

Diferentes estudios científicos han demostrado que tomar cafeína no produce efectos negativos ni riesgos para la salud de los pequeños ya que éstos no son más sensibles que los adultos a la cafeína.

La razón por la que muchos se oponen a que los niños consuman café es por el contenido de cafeína. El problema es que los niños no sólo ingieren la cafeína en una taza de café, también la obtienen tomando refresco, chocolates o incluso algunas medicinas.

Cabe señalar que el café es diurético y al ir al baño, se libera cafeína a través de la orina. El tiempo requerido para que el cuerpo elimine la mitad de la cantidad total inicial de cafeína varía de acuerdo a la edad, función hepática, embarazo, otras sustancias en el organismo, etcétera. Por ejemplo: en adultos sanos, la vida media de la cafeína es de unas 5 horas. En mujeres que están tomando anticonceptivos orales es de 5 a 10 horas, pero en mujeres embarazadas la vida media, aproximadamente, es de 9 a 11 horas. En bebés y niños, la vida media de la cafeína en el cuerpo, es más amplia que en adultos. En un recién nacido puede ser de hasta 30 horas, es por ello que se recomienda que los niños consuman la bebida después de los 7 años.

Lo más recomendable es que los padres usen el mismo sentido común que usan para dar a sus hijos cualquier otra comida o bebida y que consulten a su pedriatra o nutricionista.

Propiedades anticancerígenas

De acuerdo al “Breast Cancer Research” en Estocolmo (Suecia), se ha establecido que tomar café disminuye las probabilidades de padecer cáncer de mama. Sin embargo, los expertos no recomiendan comenzar a tomar café a las personas que no tienen el hábito. Lo que se recomienda es evitar el consumo de alcohol, tener una dieta saludable y practicar ejercicio.

Los autores tuvieron en cuenta varios factores del estilo de vida que afectaban a las tasas de cáncer de mama: la edad de la menopausia, el ejercicio, el peso, la educación y un antecedente familiar de cáncer de mama. Una vez que tuvieron en cuenta estos otros factores, descubrieron que el efecto protector del café sobre el cáncer de mama se producía solo en el cáncer de mama negativo al receptor de estrógeno.

En términos generales, descubrieron que quienes consumían café tenían una menor incidencia del cáncer de mama que las mujeres que lo bebían en raras ocasiones.

En el caso de los hombres, un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró que el consumo de café, tanto regular como descafeinado, se tradujo en un menor riesgo de cáncer de próstata.

Otras utilidades del café.

¿Te has preguntando, alguna vez, qué hacer con los restos del café molido? Comparto algunos usos, tanto practicos como estéticos, para que aproveches la borra y te ahorres el dinero de productos y tratamientos.

•Úsalo contra la celulitis. Mezcla un cuarto de taza de café molido usado, caliente, con una cucharada de aceite de oliva. Aplica la mezcla en las áreas de interés, cúbrelas con plástico o toalla y deja reposar por algunos minutos. Retira el plástico o toalla, cepilla los granos de tu piel y toma un baño con agua caliente. Para mejores resultados, se recomienda que se repita el proceso dos veces por semana.

•A la hora del lavado, frota café molido a través del cabello húmedo y lávalo. Le da brillo y lo suaviza. En las cabelleras color café, añade luz.

•Coloca el café molido en tu piel como un exfoliante, masajea por un rato, y luego limpia la zona. Puedes incluso crear jabones líquidos, si al café le agregas miel y azúcar.

•En el jardín, añade café molido antes de plantar semillas. Le añade nutrientes al suelo, además que sirve como fertilizante y repelente. Puedes agregarlo en tus tiestos o macetas de plantas de interior.

•Sirve para repeler hormigas. Puedes crear un anillo alrededor de sus nidos, y notarás cómo se mudan.

•Evita que el gato del vecino utilice tu patio como baño esparciendo el café molido o algunas cáscaras de naranja.

•Después de bañar a tu perro, frota café molido en la piel de tu mascota. Se dice que repele las pulgas.

•Coloca un plato de café molido en tu refrigerador para aromatizar y remover olores indeseados. Puedes agregar algunas gotas de vainilla, para darle un aroma más dulce. Mantén el plato por al menos 24 horas. También puedes frotarlo en tus manos después de manipular alimentos que dejen olores fuertes.

•Es excelente como limpiador abrasivo para las tuberías de la casa. Sólo vierte el café molido por el drenaje, y deja que corra con el agua.

•Si tienes chimenea, arroja café molido en las cenizas. Esto evitará que se levante el humo de ceniza cuando desees limpiarla.

Add a Comment

Your email address will not be published.